Actualidad y publicaciones
07/11/2013
Noticias Corporativas

Ranking de empresas Coface: Top 500 de Europa Central y Oriental

Ranking de empresas Coface: Top 500 de Europa Central y Oriental
Las empresas más importantes de la zona han registrado un aumento de la cifra de negocios, aunque sus beneficios han caído

Polonia ocupa nuevamente el primer lugar, Hungría y Rumania se adelantan, mientras que Ucrania abandona el Top 3. El aumento de la cifra de negocios no ha generado un desarrollo estable del beneficio neto. Petróleo y gas, energía y automoción se encuentran entre los principales sectores. Europa Central y Oriental: esta zona es menos homogénea que nunca. La tasa de insolvencias de la región casi se ha triplicado.

 

Coface, compañía internacional de seguros de crédito, ha publicado su quinto estudio anual sobre las 500 empresas más importantes de Europa Central y Oriental. En este estudio se analizan las 500 empresas más importantes de la región por cifra de negocios y, adicionalmente, otros factores como el número de empleados, la estructura de las empresas, sectores y mercados.

Katarzyna Kompowska, Directora de Coface para la Región de Europa Central, comentó: "Aún para la parte emergente de Europa, 2012 y 2013 han sido años difíciles. Pero el Ranking de empresas Top 500 de Europa Central y Oriental revela que incluso en tiempos de dificultades económicas, el potencial de crecimiento está ahí. Las empresas más emblemáticas de Europa Central y Oriental aumentaron su facturación en un 5% y demostraron su importancia no sólo dentro de la región, sino también para Europa y sus principales socios comerciales en el extranjero."

 

La cifra de negocios de las empresas de este ranking aumentó un 5% mientras que el beneficio cayó casi un tercio.

A pesar de la crisis económica, las 500 empresas más importantes de la región aumentaron su facturación un 5%, superando los 628.000 millones de euros en 2012. Sin embargo, este resultado no se ha traducido en un desarrollo estable de su beneficio neto. Mientras que en 2011 las empresas más importantes de Europa Central y Oriental mejoraron sus beneficios, en 2012 estos disminuyeron en casi un 32%, cayendo de 30.000 a 20.000 millones de euros.

El número de empleados de estas empresas se desarrolla positivamente, aumentando ligeramente en un 1,5% con respecto al año anterior. Sin embargo, el panorama es muy heterogéneo, ya que el aumento de la tasa de desempleo generalmente se ve acompañado por un elevado porcentaje de despidos, tal y como demuestra el estudio.

 

Los 3 principales países de la zona: Polonia, Hungría y Rumanía

La mayoría de las empresas más importantes de la región pertenecen, una vez más, a Polonia, que cuenta con más de un tercio de las empresas (171 empresas, un 34,2%). Por consiguiente, el país podría incluso aumentar su liderazgo (en 2011 un 31,8% de las principales empresas de la zona eran polacas). Las principales empresas polacas han generado una cifra de negocio de 234.000 millones de euros, lo que supone un incremento del 6% respecto al año anterior. A pesar de una disminución del 30%, las empresas polacas también se mantienen en primer lugar en términos de beneficio neto (2012: 8.460 millones de euros, 2011: 12.014 millones de euros). El país registró - después del mayor crecimiento del PIB en la UE en 2011 - una acentuada desaceleración en 2012, alcanzando niveles récord en insolvencias.

Hungría es el segundo país con mayor número de empresas (66, 13,2%) dentro del Top 500 de esta región. Hungría ocupó el tercer lugar en 2011 - aunque la economía húngara (PIB) cayó un 1,7%, la cifra de negocios de las principales empresas aumentó ligeramente a 240.000 millones de euros (+2,2%). Se recomienda una vigilancia estrecha del país ya que el beneficio neto está disminuyendo año tras año (-27,5%).

Por primera vez, Rumania expulsó a Ucrania del podio y se catapultó desde la quinta a la tercera posición. Esto se explica por un aumento de las empresas del 22,7% y un total de 54 empresas en el ranking. A pesar de tener un mayor número de compañías en el Top 500, la facturación fue débil, dejando a Rumania en el quinto lugar en el ranking de cifra de negocio (48.559 millones de euros, un 10,8%). También ocupa el quinto lugar en términos de beneficio neto (+37,7%).

Ucrania, que se clasificó en segundo lugar en 2011, perdió su posición, ya que los resultados de sus empresas fueron insuficientes y 28 compañías salieron de este ranking.

 

Ganadores y perdedores por sector

El sector del petróleo y el gas aportan nuevamente la mayor parte de las empresas de este ranking. 65 empresas generaron una cifra de negocio de 162.000 millones de euros en total (un aumento del 6%). Sobre todo en este sector, 2012 fue un año difícil y el beneficio neto global se redujo en un 34,6%.

El segundo lugar - y muy por detrás – lo ocupa el sector energético. 51 empresas no consiguieron siquiera alcanzar la mitad de la facturación del sector de petróleo y gas (76.000 millones de euros). La tasa de crecimiento promedio en el sector es muy prometedora (11%), pero las empresas de este sector reaccionaron a la caída de la demanda de energía debido a la recesión reduciendo su personal (una reducción del 12,9%) y sufrieron una fuerte disminución en los beneficios.

El sector automotriz logró este año entrar en el Top 3, con 42 empresas clasificadas con una cifra de negocio de casi 63.000 millones de euros. Las participaciones más importantes procedían de la República Checa y Eslovaquia (Skoda Auto SS, Volkswagen Eslovaquia, KIA Motors). Otras empresas principales del estudio se pueden incluir en este sector, como Mercedes-Benz Manufacturing Hungary o Ford Rumania. Aunque el beneficio neto se redujo en casi un 33%, las empresas de este sector emplearon alrededor de 6.500 personas más.

Los mayores incrementos en cifra de negocios fueron reportados por las empresas de distribución de automóviles, la industria alimentaria y la venta al por mayor. Varios sectores en el ranking Top 500 muestran tendencias a la baja: construcción, electrónica, industria metalúrgica, minería y telecomunicaciones. La construcción es tradicionalmente uno de los sectores más afectados por la recesión económica; las siete empresas de este sector que participaron en este estudio sufrieron una disminución en la facturación (del 9%) y en el número de empleados (del 8% en 2012), y las mayores insolvencias de Europa Central y Oriental procedieron principalmente del sector de la construcción.

 

Europa Central y Oriental: La economía continúa luchando, la región es más heterogénea que nunca

En todos los países de Europa Central y Oriental se observa un desarrollo intermitente, con un crecimiento medio anual del 1,2% en comparación con el 5% de los mercados emergentes. Desde 2011 las insolvencias se han casi triplicado, y se prevé un nuevo aumento para 2013.

Observando más detalladamente, es obvio que los países de Europa Central y Oriental son más heterogéneos que nunca. Mientras que algunos todavía luchan con la recesión y con tasas de crecimiento del PIB negativas, otros presentan un crecimiento económico estable. El PIB per cápita oscila entre los casi 3.000 euros en Ucrania hasta los más de 17.000 en Eslovenia. Algunos países - como la República Checa – se vieron muy afectados por la recesión de la eurozona, otros, como Estonia, presentaron una tasa de crecimiento considerable. Las tasas de insolvencia crecieron dramáticamente en Bulgaria y Croacia, mientras que Estonia y Letonia muestran un comportamiento positivo.

Katarzyna Kompowska concluye: "Especialmente en la situación actual, con estos comportamientos diferentes y heterogéneos, es muy importante observar los distintos mercados de cerca. Continuaremos con el seguimiento de la evolución de Europa Emergente. Como una región fuerte y prometedora para el progreso económico de Europa, es esencial seguir atentamente las oportunidades de negocio existentes allí."

Contacto


MÉXICO

Edith MENDOZA JARILLO            
Tel: +52 55 5089 2609    
Email: edith.mendoza@coface.com

Parte superior
  • Spanish