Actualidad y publicaciones
13/03/2018
Publicaciones económicas

Duelo de titanes: el crecimiento de China alimenta la competencia con los intereses de Japón

Duelo de titanes: el crecimiento de China alimenta la competencia con los intereses de Japón

De acuerdo con Coface, China y Japón se han convertido en competidores en comercio e inversión en la región de Asia Pacífico. El reporte de Coface, titulado“Duelo de titanes: el crecimiento de China alimenta la competencia con los intereses de Japón en Asia”, revela que, mientras que Japón conserva sus avances en términos de inversión, China permanece como el “Rey del Comercio”. Sin embargo, el crecimiento de las inversiones Chinas podría eventualmente representar una amenaza a los intereses corporativos japoneses en la región.

 

 

 

Comercio e inversión: el desarrollo de la competencia entre Japón y China

 

Japón y China no son solo importadores netos de commodities de Asia, también son los principales importadores de partes mecánicas y electrónicas y componentes los cuales se transforman en bienes de exportación con alto valor añadido. Esto se debe al hecho de que ambos países también son jugadores importantes en las cadenas de valor a nivel mundial, especialmente en materia de electrónicos. No es de extrañarse que sus tres principales sectores de exportación a Asia son idénticos; concretamente, maquinaria y equipo eléctrico, productos acereros y máquinas y dispositivos mecánicos. China ha logrado avanzar rápidamente dentro de sus cadenas de valor global y se espera que este proceso continué. Como la estructura de producción de estos dos países se vuelve cada vez más similar, será inevitable que desencadene cierta competencia.

 

El proyecto insignia de China, la iniciativaRuta de la sedaprometió miles de millones de dólares en infraestructura y otras inversiones. Esto jugó un rol para impulsar las expectativas de los legisladores asiáticos. Sin embargo, la salida de Inversión Directa al Extranjero (desde China hacia el resto mundo) disminuyó en un 29.4%, cayendo a 120 mil millones de dólares en 2017. Esta es la primera contracción anual en salida de flujos de inversión desde 2009. La Inversión Extranjera Directa (IED proveniente del resto del mundo hacia China) aumentó un 7.9%, alcanzando 135 mil millones de dólares. Esto significa que China ha regresado a ser un beneficiario neto de IED en 2017.

 

Pese a verse eclipsadas por la retórica de laRuta de la seda, las compañías japonesas en realidad continúan siendo un impacto importante sobre el panorama económico en Asia. Japón continuó aumentando el crecimiento de sus inversiones en el extranjero, superaría a China en este ámbito para convertirse en un actor más imponente. El análisis de Coface es que Japón permanecerá como potencia clave en la región en un futuro próximo, debido a una serie de factores. Japón, es una economía madura y próspera, comenzó a invertir en el extranjero mucho antes que China y esto le ha brindado una ventaja única en establecerse con un papel destacado dentro de la región. Más recientemente, los altos costos de producción han fomentado el cambio a países con bajo costo de mano de obra en Asia Sudoriental, que permite a las compañías japonesas demostrar mayor impulso e influencia.

 
Amenazas potenciales para los intereses de los corporativos japoneses

 

A pesar de la ventaja con que cuenta Japón de ser el primero en inversiones, Coface vislumbra sorprendentes paralelismos entre los dos países en su inversión inicial y esto podría ocasionar problemas más adelante para las compañías japonesas. Las inversiones chinas están siendo orientadas a sectores de recursos minerales incluyendo manufactura y servicios; áreas en las cuales Japón ha sido tradicionalmente el jugador más fuerte. El sector minero cayó del cuarto al décimo tercer lugar entre 2006 y 2016, mientras que el de manufactura ascendió de la quinta a la segunda posición. Japón permanece como un jugador clave en manufactura, pero su participación cayó del 69% del total de los flujos de la salida de Inversión Directa al Extranjero en 2006, a sólo el 35% en 2016. Esto es debido a que Japón se ha reorientado hacia los servicios de alto valor añadido y los sectores de las tecnologías de la información y comunicación (TIC), en línea con las ambiciones de China en la región.

 

Competencia significa dinamismo y tener dos potencias en Asia podría generar nuevas oportunidades de negocios para las compañías de la región.  Sin embargo, esto también origina más incertidumbres, especialmente para las compañías japoneses que no son capaces de mejorar su juego.  

CofaceFocus_JapanChina competition March18-1
Descargar esta publicación : Duelo de titanes: el crecimiento de China alimenta la competencia con ... (1,29 MB)

Contacto


MÉXICO

Edith MENDOZA JARILLO            
Tel: +52 55 5089 2609    
Email: edith.mendoza@coface.com

Parte superior
  • Spanish